Skip to content

La trascendencia de Pajarito

diciembre 2, 2009

Pajarito era muy feliz en su corral hasta que una bandada de hombres desalmados decidieron sacarlo al ruedo argumentando que valía la pena sacrificar al animal con tal de realizar un cruento espectáculo de “sano entretenimiento”, con el agregado de ser transmitido por televisión para que el público se entretenga en casa. sin restricción para niños. El gran problema – para mal de los asistentes a ese matadero al que le llaman “plaza de toros” – fue que Pajarito voló para aterrizar en las primeras filas de los asistentes pudientes que contaron con el dinero para pagar un asiento más cercano al olor de la sangre en el ruedo.

youtube=http://www.youtube.com/watch?v=tYXYr0JIrPk

youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Zie-Fayf6kw

Las respuestas al ataque del toro fueron eufóricas, la gente pedía su cabeza (literalmente) pues cómo se había atrevido ese animal bárbaro a lastimar gente inocente que de lo único  que pecaba en ese momento era de haber ido a presenciar el “arte” taurino de matar animales por medio de la tortura. Como suele suceder con las personas que salen de la “norma” social, a Pajarito -un espíritu libre- se lo condenó a muerte y su carne fue devorada en una taquería de la Ciudad de México que en una de sus paredes ostenta la cabeza del toro volador como parte de su decoración.

Cuando la gente creía que todo quedaría en tacos, Pajarito regresó ¡en forma de salsa botanera! y la verdad que sí está deliciosa, cuesta entre ocho y nueve pesos  mexicanos. Además te puedes deleitar con la imagen de Pajarito volando hacia su libertad espiritual.

2 comentarios leave one →
  1. JM. permalink
    diciembre 3, 2009 3:01 PM

    Mmmmm… 12 monos, Digo, que mal pedo lo de los toros… pero hay cosas peores… ahora me vas a resultar vegetariano, feminista y ecologista. chao chiquillo.

  2. killermovimiento permalink*
    diciembre 4, 2009 2:50 PM

    Pues no digo que sea lo peor, sorry si esa impresion resltó. No soy vegetariano, simplemente me alimento; no soy feminista ni macho; no soy ecologista ni desconsiderado, pero si no puedo sacar esos penzamientos de tu mente (que presiento asi sera) ni pech. zas chapis!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: