Skip to content

TOP 13 DE DIA DE REYES…según JM.

enero 7, 2010

El día de reyes uno se despertaba temprano aun fuera lunes. Los juguetes se encontraban bajo la hamaca. No había que desenvolver, podías ver a primera vista la generosidad de los magos y tu conducta en el año…o la salud de la economía familiar. Algunos, una noche antes dejaban platitos con pasto, cacahuates y alfalfa.  El día de reyes es una de esas tradiciones que no merece desaparecer, más allá de la mercadotecnia y el consumismo, los mejores recuerdos de infancia giran alrededor de esta fecha determinante. Día en que de manera definitiva inicia el año, para los niños.

Mis días de reyes fueron frustrantes, los reyes nunca trajeron lo que pedía, a diferencia de mi primo Alex que tuvo todo lo que anunciaba Chabelo.  Fue ahí donde comencé a sospechar. A pesar de la burocracia que sufieron mis cartas infantiles, de lo chafa, de lo errado de mis juguetes, o de mis propias perspectivas y anhelos, fui en la medida de lo posible: feliz… nada iba a impedir que me la pasara poca madre.

He aquí mi top 13 de juguetes de reyes:

13. Teléfono Móvil Fisherprice.

Nunca lo pedí, es uno de los primeros juguetes que recuerdo, el hombre que pensó en fusionar un teléfono con un carrito fue un genio, esto fue en los ochentas antes de los celulares.

 

12. Juegos de mesa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando uno pedía un “juego de mesa” en lugar del “Operando” o el “Adivina Quién”… recibías: damas chinas y tu lotería. Frustrante sí, pero ya con la resignación muy divertidos (mucho más que algunos otros juegos de mesa). Recuerdo con mucho cariño las damas chinas que se jugaban con canicas, el tablero era de cartón y se doblaba para guardar.

11. Luchadores.

A pesar de lo que dijeran las pinturas todos eran el “Santo”, los ponías uno frente a otro y parecía que bailaban danzón. Y como olvidar el ring de ligas. Infaltables.

 

10. Bolsa de soldaditos de plástico verde.

Un clásico universal, hasta en Toy story salen. Buenos para jugar en patios de tierra, en jardines, con palomitas y trikitrakes. Siempre estaban de relleno en los regalos de reyes. Igual había una versión de esta bolsa pero con heroes de Marvel Comics.

 

9. Pistola de fulminantes.

Otro clásico de principios de los 90. Cuando los papás no tenían conciencia de violencia, ni hacían tanto pedo con los juguetes bélicos. Este modelo de revólver era una joya porque se habría del tambor para meter la carga. Recuerdo que yo me fabriqué una funda sobaquera con trapos y un cinturón viejo. Yeah.

 

8. Espada del augurio y Garra felina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te ponías tu trusita, tu sport y calcetas azul cielo y a decir: ¡Thunder, thunder, thunder cats ooooooooooooooooooooooooh!     Eso sí, aguas con los arañazos que provocaban la rebaba de plástico mal cortado al interior de la garra felina.

 

7. Dino riders.

 

Siempre pedí un Dino Rider, específicamente quería o el tiranosauro o el brontosauro… pero me trajeron el Dimetrodón. Kudos a los reyes al menos le atinaron a la franquicia. Al dimetrodón le sumías un botoncito en la colita y abría la boca. Alguien me perdió el muñeco. Posteriormente me trajeron un stegosauro de goma dura de los de Chetumal y fui feliz.

6. Playmobil.

Yo nunca tuve propiamente un playmobil, pero recuerdo que mi hermano Luis tuvo la colección de Halloween y siempre la ambicioné. Era una joyita. Que de seguro los reyes dejaron por accidente en mi casa.

5. BMX.

Los nacidos a principios de los 80, sabemos que antes del boom de las bicis de montaña lo realmente chido era tener una BMX (o bimecs para los que veíamos Chabelo), tenía 6 años y la bicicleta era muy grande, los reyes pensando en la economía la compraron esperando que durara, así que quien la disfrutó fue mi hermana Claudia que es 7 años mayor, cuando tuve la estatura y la edad para montarla la bici era un despojo.

4. Voltrón armable.

Tampoco lo pedí, nunca vi la caricatura, pero lo recuerdo con mucho cariño, aunque nunca tuve más que el tigre azul que formaba la pata derecha. Es después del teléfono móvil (numero 13 de esta lista), el juguete más viejo que recuerdo, tendría acaso 4 años y era 1987.

3. Caballero de zodiaco de Bandai.

El último juguete que deseé con todas mis fuerzas y el último que me trajeron los reyes (incluso me dieron el dinero para comprarlo) lo tuve a destiempo, a los 12 años en 1995 cuando eran un boom de salida y tuve el de seiya segunda armadura (que era el más común). Son los juguetes menos jugables de la historia.

2. Teenage Mutant Ninja Tortugas.

Una joya de mi infancia, era fan de las tortugas como de batman y robocop. Me trajeron dos en años distintos: una piratita y otra original que era versión marino… las dos me gustaban por igual. Y me dieron muchas horas de diversión. Dios las tenga en el cielo de los juguetes de acción.

1. Camión Tonka.

Una joya que nunca pedí gana por mucho este top personal. Era 1990 y vivía en Cancún. No llamó mi atención al descubrirlo ese 6 de enero bajo mi hamaca. Pero fue sin duda el volquete Tonka el juguete más chido que pudieron traerme los santos reyes, horas y horas de diversión. Podía cargar piedras, tierra y otros juguetes. Nunca se rompió a pesar de los peores castigos e historias que mi imaginación inventó, pues era de metal y plástico duro (para niños salvajes como los de aquella época). Duro tantos años que terminó cediendo primero al oxido y al tiempo que a mis juegos. Nunca supe en donde quedó o que fue de ese gran amigo.

Y ¿a ti qué te trajeron?

7 comentarios leave one →
  1. enero 7, 2010 8:36 PM

    El huevito Periquín.

  2. enero 8, 2010 10:31 AM

    Ja! a mi los reyes no me traian nada, por que mi mama me decia: “Los reyes llevan juguetes a los niños mas pobres y ademas es tu cumpleaños puedes tener lo que quieras” mama me engañaste!! me lo decias para no gastar doble regalo jajaja!!.
    Bueno a mi me regalaban cosas bien chidas por mi cumple =P pero a mi primo si le daban sus regalos los reyes y le trajeron muchas cosas de las que has mencionado entre ellas me acuerdo mucho de sus luchadores!!, ese camion, la garra de los TC, me recordo mi infancia, a y creo que tuve uno de esos voltrons o no se si era de mi primo lol.

  3. enero 8, 2010 6:42 PM

    ami solo me traian dulces los marikas

  4. enero 9, 2010 9:59 PM

    Atinaste a todos los condenados juguetes de mi infancia, recuerdo una ves haber pedido un playstation, era el de moda en esa época, y me trajeron un jodido “POLISTATION” de esos de 9999999 juegos en uno, con el mario que se repetía cada 10 juegos jajaja pero que divertida me puso la consolita esa.

    saludos.

  5. wil permalink
    enero 12, 2010 10:34 AM

    a mí,lo que me trajeron de niño, que recuerdo es una bicicleta BMX y unos cascos y unos sables para rompernos la madre. Son los regalos que más recuerdo, despúes viene el sega Genesis y ahora, el assasins creed II y el Kill zone 2 que me trajeron los putos.

  6. GENNDA permalink
    diciembre 17, 2010 3:54 AM

    ja ja ja… mu buena nota… tenía un auto como ese tonka, pero no era de plástico duro… creo que era una especia de baquelita, con un color a alquitrán cuando se despintaba, pero eso sí ese material era super duradero, se aguantaba caidas cascotazos y no sé que clase de inclemencias más, no lo mojes y te va a durar hasta tus nietos, Aunqué para entonces creo que ni pelotas de atención le van a dar. Felicitaciones por la nota, a más de uno debiste haberle hecho soltar unos lagrimones.

  7. Anónimo permalink
    octubre 31, 2012 1:40 PM

    Mi hermano tuvo la mayoria de tus juguetes, yo solo te puedo decir que tuve ese telefono fisher price, pero no se si fue herencia de mi hermano o fue porque en realidad me lo compraron a mi, eso depende del año en que en realidad fue fabricado, del resto de juguetes eran propiamente para varones, tal y como se puede observar, sin embargo, lo reyes magos me trajeron una bicicleta BMX a mi hermano y a unos amigos tambien, y algo que como mujer me trajeron los reyes, fue un comedorcito imitacion de la barbie, pero lo encontre por mi almohada, no debajo de el arbol, siempre que pasaban los reyes o el niño Dios, nos dejaban los regalos en la cama, no en el arbol, y los regalos, igual, trataban de asemejarse a lo que pedia, pero venian bien empacados, lo que se supone los hacia mas emocionantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: