Skip to content

BUENA CHICHARRA

marzo 2, 2010

Tal vez muchas mujeres puedan presumir que sus pechos “les han salvado la vida en más de una ocasión”, pero sólo Lydia Carranza puede asegurarlo sin recurrir al sentido figurado.

Carranza, recepcionista de California, literalmente escapó de la muerte cuando  uno de sus implantes de seno frenó la bala que le dispararon a quemaropa al pecho durante un asalto.

Cirujanos plásticos de varias partes del mundo marcaron el día como el inicio de una nueva era.

La nota completa aqui

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: